Huracán hizo el gol y ganó





El equipo dirigido por Juan Ramón “el loco” Silvera salió a la cancha sabiendo que hay que hacerse fuerte de local y lograr los tres puntos. Jugó como sabe hacerlo, con mucha garra, fuerza y buscando con sus pelotazos largos la velocidad de sus delanteros que saben lastimar.

El primer cuarto de hora, tanto Sueldo como Vidiella lograron incomodar al Peñarol de Lemes (quien se encontraba en la tribuna dirigiendo) que no podía parar a esos delanteros. Pero poco a poco el aurinegro logró emparejar el juego, ganó el mediocampo, hilvanó interesantes jugadas pero que no llegaron a inquietar a Aramburú.

Peñarol en el partido fue eso, dominó territorialmente pero careció de profundidad y fueron escasas las chances de gol que tuvo. Huracán se resaltó por estar muy bien parado en el fondo, una línea de cuatro férrea que no permitió en general jugadas de peligro.

A poco de culminar el primer tiempo, el defensor peñarolense Fontoura quiere restar en el área grande pero su vehemencia da en la humanidad de Vidiella y es claro penal. Lo demás estuvo de más, porque Liuzzi de flojo partido lo expulsa con roja directa, algo exagerado sin duda.

Sueldo se encargará de anotar el tanto para el delirio de la gran parcialidad del “globito”. Se fue el primer tiempo con un “carbonero” golpeado anímicamente y bien pudo irse con dos goles abajo sino fuera por los yerros de los delanteros sanduceros.

Para la segunda parte, Peñarol trató de imponer sus físicos y el buen trato del balón, el partido se hizo enredado y poco a poco el estado de la cancha (pasto más largo que lo habitual) comenzó a resentir los físicos de ambas escuadras, pero sobre todo la de Huracán porque era su primer partido de competición ante un Peñarol con rodaje.

Pudo haber empatado el pleito el equipo riverense lo que hubiera merecido por lo hecho por uno y otro, pero su dominio en la zona central y la tenencia del balón no fue aprovechada porque no generaba situaciones claras de gol.

El partido se iba y una vez más, otro foul clarísimo, una “plancha” de aquellas de Meneses al recién entrado chico Andrada y ve la roja directa. Peñarol con gran amor propio vendió cara su derrota porque los últimos 10 minutos, incluyendo los descuentos fue todo del visitante, Huracán se refugió atrás y contragolpeó, marró varias chances de gol ante el buen meta De Mello que tapó varias.

Se fue el partido, Peñarol no mereció perder, pero los goles son amores como se dice, con 9 jugadores lo tuvo a maltraer al local que estuvo lejos de lo que puede dar, claro está. Huracàn es un equipo plagados de buenos jugadores, de mucha experiencia, incluso no pudieron estar cuatro de sus buenos jugadores por arrastrar penas del año pasado, por lo que el “globito” de a poco se aclimatará sin duda al torneo.

Muy loable lo de Peñarol, pero sin duda que su debe es su ataque que no generó lo que sì hizo el mediocampo con un exuberante Vanderlei Barreto que corrió todas junto a Camy. Dio el pitazo final Liuzzi y Peñarol se fue muy malumorado por el arbitraje que considero muy localista. Si bien tuvo errores hacia la visita, también lo tuvo hacia el local, no estuvo a la altura de lo que sabemos ha dado este árbitro fraybentino que técnicamente es muy bueno.

DETALLES:

HURACÀN (Paysandú) 1 PEÑAROL (Rivera) 0

Huracàn: Nicolas Aramburù, Oscar Bassadone, Mario Rosas, William López (73´ Andres Padilla), Juan Silvera, Gabriel Vidart, Cristian Sueldo, Emanuel Martínez, Paolo Patritti (73´ Germàn Andrada), Matías Vidiella y Matías Morales. DT. Juan Ramón Silvera.

Peñarol: Fernando De Mello, Rodrigo Silva, Cristian Meneses (expulsado 83`), Pablo Sentena, Gonzalo Picanzo (66´ Rodolfo Hernández), Jonathan Fontoura (expulsado 36`), Marcio Camy, Vanderlei Barreto (81´ Lucas Sanchez), Matheus Soares, Marcos Ramos y Richard Gómez (79´ Dalton Bueno). DT. Donato Lemes.

Gol: 38´ P.T Cristian Sueldo (H).

Escenario: Estadio Artigas. Árbitros: Sergio Liuzzi, Ruben Cichero y Miguel Norciglia (Rio Negro Capital).

Fotos gentileza JUAN PIMIENTA

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com