Ya es hora de cambiar.




Un nuevo conflicto en el fútbol de interior donde los problemas de cada sector terminan a nivel nacional, en esta oportunidad la Liga Mayor de San José, que suspendió la actividad local por tiempo indeterminado por conflicto entre gremial de árbitros locales y dirigentes, la misma película que vimos hace algunos pocos meses atrás en Canelones y si tengo que nombrar mas sectores la lista es larga.

El tema es claro, cada sector en el mínimo conflicto y ante la incapacidad de tener un mínimo dialogo se decide retirar los árbitros y no darlos como disponibles a nivel nacional, y es aquí donde entra a tomar partido la AIAF, que defendiendo el derecho de sus asociados ejerce presión para evitar el cometido de los sectores que no autorizan a sus árbitros para competencias nacionales si no están disponibles en las actividades locales durante lo que dure el conflicto.

Este es un tema recurrente, ya es el pan de cada día, donde también convengamos que el Consejo Técnico de árbitros en OFI es especialista en echar nafta al fuego, pero vayamos a lo que queremos llegar, ¿No es hora de cambiar?, ¿Se puede tropezar mil veces con la misma piedra?, ¿No deberíamos realizar un cambio de reglamento?, son algunas de las preguntas que nos vienen a la cabeza, y vamos a dar nuestro punto de vista.

En OFI los aranceles de árbitros son muy por encima de las ligas locales y si es obvio que todos los árbitros quieren estar, pero aquí se hacen pruebas exigentes donde no todo el que quiera puede estar, al contrario, está el que se capacite mejor y el que pueda rendir satisfactoriamente las pruebas, por lo que es válido que el lugar ganando se respete, eso como primer paso.

Después hay que buscar separar los tantos, y darle más respeto a la competencia, cada sector tiene sus propias reglas, sus propios acuerdos económicos, y bajo ningún punto de vista en OFI se debe seguir mezclando los tantos, porque solo a nuestro nivel sigue sucediendo esto, donde se suspende una actividad a menos de 24 horas de un partido como sucedió esta temporada en copa nacional de clubes, se traslada un conflicto de sector a nivel nacional, donde hemos visto en más de un caso que llega Brajus presidente de la AIAF  y en menos de media hora que se sienta a conversar con los dirigentes, resuelve o destraba las diferencias para recomponer algo que parecía imposible de solucionar, esto lo vimos aquí en nuestra ciudad de Paysandu.

Vamos al punto de nuestro informe, acá es claro OFI debe de reglamentar algo bien claro y que a nadie le quede dudas, el arbitro que realice las pruebas y logre calificar satisfactoriamente  como en este año que salvaron 128, se debe reglamentar que estará disponible para toda la competencia salvo casos especiales que el árbitro no pueda estar a disposición, se debe separar y hacer una reforma de reglamento que les quite el poder a cada sector ser ellos que decidan quienes pueden estar disponibles y quienes no, esto se debe de hacer ya y que me perdonen los dirigentes pero muchos no tienen la capacidad para sentarse a solucionar un conflicto local y claro cometen las brutalidades de llevar un conflicto local a nivel nacional  por tener este poder reglamentario.

Separemos los tantos, no mezclar todo, porque hay sectores que deben de pagar las consecuencias de la suspensión de una actividad por inoperancia de otros,  a quien le quepa, que se ponga el sayo, no podemos pensar de otra forma, las ligas locales deben de resolver el diferendo como mejor puedan, no trasladarlo más de sus fronteras, pero para que esto cambie,  sin dudas debemos modificar el reglamento y ahí se verá que dirigentes tienen el sentido común o capacidad para ver que así de esta forma como vamos hoy , estamos matando y corriendo a todo aquel que pregona por un fútbol mejor , en nuestro olvidado interior.  

 

 

You may also like...

Add a Comment