admin 16 noviembre, 2018





El fútbol uruguayo sigue sumando capítulos penosos a esta lamentable película llamada “INTEGRACIÓN”.

En la pasada jornada cuando todo parecía ir encaminado el tema de la firma del nuevo estatuto se volvió a complicar, el miércoles a la noche parecía que todo estaba encaminado y que había un principio de acuerdo para que el nuevo congreso de la AUF esté compuesto por un 58.9% de votos para el fútbol profesional, un 25.6% del fútbol amateur (OFI) y un 15.3% restante para los grupos de interés (entre los que están los futbolistas), pero todo volvió a cero, cuando el pasado jueves Bordaberry se aprestaba a llamar a una asamblea para votar el nuevo estatuto y cumplir con el requisito de FIFA y Conmebol de aprobarlo antes del 2 de diciembre, todo se complicó.

El G10 compuesto por Danubio, Defensor Sporting, Racing, Liverpool, River Plate, Cerro, Wanderers, Progreso, Boston River Plate y Fénix tampoco se sube a este documento. Si bien en una primera instancia, luego de reunirse con representantes de Peñarol y Nacional, habían aceptado la fórmula propuesta, este jueves dieron marcha atrás y decidieron presentar el nuevo estatuto que elaboraron ellos, que otorga muy poca participación en el congreso a los grupos de interés y que, en un principio, la Conmebol ya había dicho que no aprobaría.

La asamblea quedo programada para el próximo 30 de noviembre, hay dos estatutos sobre la mesa, Por un lado el presentado por la Comisión Normalizadora que ya cuenta con el visto bueno de la FIFA y Conmebol y por otro el que presentaron los clubes este jueves y deber tener el visto bueno desde FIFA y Conmebol.

El jueves se dio una conferencia de prensa donde Pedro Bordaberry se mostró un tanto desanimado ya que cuando parecía que la solución estaba cerca se dieron varios pasos hacia atrás.

El G10 junto a Nacional, tomó la decisión de crear un estatuto distinto que vaya a votación el próximo 30 de noviembre en la Asamblea de Clubes. Ya esta en la mesa y con el visto bueno el estatuto presentado por la Comisión Normalizadora, el miércoles a la noche parecía todo encaminado pero el jueves todo volvía hacia atrás, ya son varios años con discusiones y no se a podido lograr un avance, ahora solo quedan días y habrá que hacer todo lo que no se pudo en mucho tiempo, el 2 de diciembre 2018 es la fecha tope que dio la FIFA donde si no se vota y se aprueba el nuevo estatuto URUGUAY quedara desafiliado.

Pero, ¿en qué se diferencias los estatutos? Lo que generó más sorpresa fue que el miércoles se habían aprobado 77 artículos y solamente en 12 no se estaba de acuerdo. Tanto Conmebol como FIFA aprobaron ese estatuto y se iba a votar el próximo 30 de noviembre, pero algo lo detuvo.

Las diferencias:

1- El estatuto elaborado con FIFA y Conmebol establece que el voto es secreto, mientras que en el de los clubes es a mano alzada.

2- En el estatuto aprobado por FIFA y Conmebol la integración del Congreso es distinta al que fue presentado por los clubes.

3- En el estatuto que aprobó FIFA y Conmebol, hay 7 miembros en el Consejo Ejecutivo con asientos para fútbol amateur, grupos de interés, fútbol profesional y 4 más a elegir por el Congreso (donde el fútbol profesional tiene mayoría), mientras que el de los clubes plantea 5 asientos elegidos por el congreso (donde los clubes tienen la mayoría).

4- En el proyecto de FIFA y Conmebol se crea una Comisión de contralor de transparencia y conflicto de interés integrado por tres miembros designados: uno por el fútbol profesional, uno por el fútbol amateur y uno por los grupos de interés, mientras que el estatuto de los clubes se acepta el órgano de contralor pero es designado por el congreso en proporción a los votos lo que asegura mayoría a los clubes.

Fuente de información Ovación digital.

Deja un comentario.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com