Un “inconsciente”: con 19 años, “Maxi” Gómez hizo historia violeta

A pesar de tener menos de 30’ en Primera, un joven sanducero tuvo a su cargo ante Lanús la pelota más pesada.

Hay preguntas que se responden sin pensar, rápidamente, y cuando el interrogado reflexiona sobre lo que acaba de decir ya es demasiado tarde.

“¿Querés tirar un penal?”, le preguntó Andrés Fleurquin a Maximiliano Gómez, mientras tomaba agua. “Sí, dale, tiro uno”, respondió el joven de 19 años, como si estuviera en un partido de fútbol con amigos.

Lo que no tuvo en cuenta fue el entorno. El Franzini estaba repleto y Defensor Sporting se jugaba el pase a cuartos de final de la Copa Sudamericana.

“Yo pensé que me la había tirado para ver mi estado. Capaz que podía llegar a tirar el sexto o séptimo”, cuenta Gómez a Ovación el día después de sellar la histórica clasificación violeta.

Cuando Juan Tejera reunió a todo el grupo, dio la arenga final y comenzó a nombrar a los pateadores, creyó que no lo habían designado dado que no estaba entre los primeros. “Y el quinto lo tira Maxi Gómez”, dijo el entrenador y la reacción fue inminente. “Me puse un poco nervioso, pero bueno no había vuelta atrás”, recordó.

Para la mayoría de las personas que estaban viendo el partido, la responsabilidad asignada a Gómez resultó extraña y tenía su fundamento: era casi un desconocido. El juvenil había disputado sólo un par de minutos en un partido oficial, en Perú, ante Universitario el 15 de setiembre en la segunda fase de esta Sudamericana.

 

Ni siquiera los más fanáticos, esos que llegan temprano a los partidos para ver los preliminares de Tercera División y conocen a todos sus jugadores lo deberían de tener visto, dado que Gómez nunca jugó en esa categoría. Pasó de Cuarta división a Primera, sin escalas.

Pero su historia en Defensor no es reciente, sino que lleva un poco más de dos años. En 2013, cuando Gómez tenía 17 años y jugaba en Litoral de Paysandú, ciudad donde nació, tuvo la posibilidad de probarse la camiseta violeta. Estuvo a prueba una semana y tras el visto bueno de los técnicos, se quedó.

“La vida del futbolista no es nada fácil. Tuve que dejar a toda mi familia en Paysandú y me costó, extrañaba mucho”, cuenta “Maxi”, que a su llegada debió vivir en la residencia de juveniles de Defensor

“A esa edad yo no me esperaba lograr una carrera futbolística”, cuenta Maximiliano. Su hermano, Richard, actual jugador de Torque, sonríe y lo interrumpe. “Yo le veía futuro en el fútbol. Bueno, en realidad la única manera que hiciera algo era de futbolista”, afirmó entre risas. El estudio, según Richard, no era la actividad preferida de Maximiliano.

A pesar de la incomodidad que le ocasionó la revelación que hizo su hermano, Maximiliano reafirmó la idea: “Iba a la escuela a cumplir, a veces me aburría y salía con un compañero a tirar tiros al patio mientras daban clase”. Desde chico tenía un sueño y para su fortuna, empieza a concretarlo.

Pero no todo lo relacionado con el fútbol le despertaba real motivación. Según cuenta Richard, al ser el más talentoso de los hermanos, lo hacia el menos esforzado. “Me decían que corriera y a mí no me gustaba; ahora ya aprendí”, explica Maxi, que cambió desde su llegada al fútbol capitalino.

Otra variante que se originó desde su llegada al club del Parque Rodó fue su figura. Cuando llegó, según explica, tenía algunos kilos de más, lo que motivó un apodo impuesto por sus hermanos. Sus allegados lo apodan “Gucci”, como el cantante de cumbia.

El jueves, tras nueve penales, cuando comenzó la caminata desde el medio de la cancha hacia el punto penal, Richard, en la tribuna, no tenía palabras. “Yo si era el DT no se lo daba; igual confiaba en él”. En el camino, Sebastián Leto, delantero granate, le recordó la presión del penal que iba a tirar. Lo ignoró. “Fuerte y cruzado”, pensaba desde su primer paso y así remató. Tras el grito de gol, no recuerda más que abrazos.

Pasaporte y susto.

El viaje de setiembre a Perú, para jugar ante Universitario, lo marcó: sacó su primer pasaporte y no olvidará más el susto de su primer viaje en avión.

Está convocado.

Maximiliano Gómez integra la nómina que Juan Tejera reservó para jugar mañana ante Nacional en el Parque.

FUENTE DE INFORME DE OVACIÓN DIGITAL.maxi ova

You may also like...