Pudo ser una desgracia.

Faltaban dos minutos para culminar el partido entre Sarandí Grande (Flordida) y San Gregorio de Polanco (Tacuarembó), con victoria del locatario. Gilson Izquierdo consiguió el empate para los polanqueños y el tejido no soportó la presión.

Vía web, el colega del Giefi, Grupo de Investigación y Estadísticas del Fútbol del Interior, en aquella localidad, Ricardo Santiago relataba que:

“Increíble situación en el estadio Batalla de Sarandi en Sarandi Grande. Mientras San Gregorio de Polanco festejaba el gol, el tejido que rodea la cancha no soportó la presión de la hinchada visitante y te vino abajo quebrando 13 columnas de hormigón colocadas hace muy poco tiempo.
Pudo ser grave para quienes estaban en los bancos de suplentes y en la mesa oficial. No hubo lesionados.

Material gentileza de Voces del Futbol12400789_1546597185659076_2510513540771306317_n 12494830_1546597242325737_3597377286273957865_n 12509692_1546597235659071_3096639554519258549_n 12541096_1546597212325740_7711568064237501273_n 12565501_1546597225659072_2673208205205078761_n

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *