Nuestro fútbol sigue siendo golpeado por los de siempre.

En estos meses que estuvimos offline cuánta agua corrió bajo el puente en el fútbol sanducero, una temporada que arranco un poco más tarde de lo previsto, una negociación de árbitros y dirigentes que llevo mucho tiempo para ponerse de acuerdo en lo económico para esta nueva temporada, las formas siguen siendo las mismas, las consecuencias también, donde actos de violencia continúan sucediendo pero es justo aclarar que son los mismos de siempre que concurren con el único placer de dañar un espectáculo deportivo.
El pasado fin de semana estuvimos en dos escenarios y lamentablemente pudimos observar que esta gente sigue entrando a las canchas de futbol sin pagar una entrada, saltan los tejidos que dividen el escenario deportivo y se meten a una cancha como grandes patrones, insultan, hacen desmanes y perjudican a sus instituciones en muchos casos.
El domingo pudimos contabilizar 32 hinchas de un equipo que saltaron el muro que ese campo deportivo posee, y se pasaron por todo el sector opuesto a las tribunas como grandes patrones,son algunos pocos pero dañan cuando asi lo quieren, nos preguntamos es difícil controlar esto? Por qué esta gente es la que daña el futbol y aleja a quien si paga una entrada con el único placer de ver a sus equipos.
Es complicado, no tenemos seguridad ya que en nuestros campos nos limitamos a una seguridad privada que solo esta para proteger que no suceda nada con los árbitros, pero con el aficionado es un viva la patria, no hay control de nada, la gente lo sabe y es asi, en la C no fueron barras que comenzaron los problemas fueron mujeres y después se vivió de todo, acá es un tema de control y hoy no lo tenemos, no hay seguridad fuera de los perímetros del campo de juego, es un mal que tenemos y derivación de cómo esta nuestra sociedad hoy en dia.
Los clubes están sin rumbo y la gravedad esta expuesta a la puntería para que suceda lo peor, una de las soluciones es filmar los encuentros de fútbol y con los echos gravados se podrá identificar a los que hoy dañan y molestan en los campos deportivos, pero es mas que claro que necesitamos que el jefe de policía se ponga a disposición de nuestro futbol , se necesita en forma urgente, los clubes están desarmándose, trabajan a puro pulmón pagando de sus bolsillos lo que algunos hacen cada fin de semana, el futbol necesita ya que nuestra policía esté a pleno en nuestras canchas porque seguimos navegando en el límite de lo peor.
La violencia en el fútbol no nace por generación espontánea, sino que es engendrada por una sociedad semejante, al menos parecería que condensa sus peores conductas. Ir a ver un partido debería ser un momento de divertimento, de ocio, de disfrute, donde la alegría de un triunfo o la desazón de una derrota no deberían vivirse con la desmesura que se aprecia.
La solución, seguramente, está en manos de las personas con cargos y potestad para tomar determinaciones. De todos modos, en la medida en que cada uno de los involucrados en el fútbol revise y corrija sus conductas se podrá comenzar, lentamente, a cambiar el rumbo que hoy transitamos.
Cosas positivas hay claro, que las hay y se deberá de enfatizar mucho más aún, voluntad de los dirigentes hay y asi lo demostraron luchando contra viento y marea pero solos es muy bravo el tema, los que ejercen la ley deben de poner el orden, deben respaldar, deben de apoyar ya que somos muchos los que disfrutamos de este hermoso deporte que estamos dejando que se nos desvalué con estos actos, hay leyes del deporte que deben de hacerse cumplir para erradicar de una vez por todas este mal que nos viene afectando, pero es claro que esto sin la participación de la justicia es imposible de hacer.
Informe de Sergio feris .

You may also like...