Nicolas Lodeiro con el Seattle Sounders FC se corona campeón de la MLS.





Seattle Sounders FC se corona campeón de la MLS 2016 tras una dramática definición desde el punto penal Román Torres anotó el penal decisivo que le dio el primer título de liga al cuadro esmeralda en una gélida noche de Toronto, venciendo al equipo local 5-4 después de empatar sin goles en los 120 minutos de juego.

El sanducero Nicolas Lodeiro hace Historia y lleva a los Seattle Sounders a su primer titulo de la MLS

TORONTO –

Bajo una temperatura de cuatro grados centígrados bajo cero, el BMO Field de Toronto recibió a 36.045 aficionados, en un lleno total, para la Gran Final de la MLS. Entre lo más destacado, la asistencia al estadio marcó un récord en la historia del inmueble fundado en 2007.

Toronto FC y Seattle Sounders buscaban su primer titulo de la liga cada uno, y XXXX consiguió coronarse campeón de la MLS luego de un 0-0 en 120 minutos, y lanzamientos desde el punto penal.
La afición de Toronto FC haciéndose sentir de cara a la final. Los boletos para la final de la MLS fueron completamente vendidos a tres minutos de estar disponibles.
La afición de los Sounders es famosa por ser la más numerosa en la MLS cuando juegan en su estadio. También salieron en grandes números como visitantes para apoyar a su club.
“Nada es más poderoso que un equipo que sabe que su momento ha llegado”, el mensaje de la afición de Toronto a sus jugadores.
90 minutos congelados

Los roces entre ambos equipos permitieron que el partido entrara en calor, aunque el árbitro Alan Kelly lo enfriaba conversando perseverantemente con los jugadores, en un esfuerzo porque no se le complicara el trámite del cotejo. Toronto fue el que puso las primeras chispas para intentar darle fuego a un partido que durante los primeros 45 minutos los necesitó debido a la lentitud en la toma de decisiones de los protagonistas.

Desde muy temprano la combinación entre Sebastian Giovinco y Jozy Altidore comenzó a generar presión en la zaga de Seattle. A los dos minutos, el delantero de la selección estadounidense le bajó un balón con el pecho al italiano quien controló la pelota y se la devolvió a Altidore, cuyo remate cruzado fue desviado por Román Torres.

Ocho minutos más tarde, fue la misma pareja quien complicó las cosas para la visita. Giovinco bailó con el balón en sus pies ante la marca de Torres y tras burlar al panameño, se la entregó a Altidore. El espigado delantero escarlata le sirvió la pelota a Jonathan Osorio, quien ingresaba al área, pero el remate del colombocanadiense no tuvo potencia y fue contenido con facilidad por el portero Stefan Frei.

Fue una primera mitad en la que la constante de ambos conjuntos fue la pasividad en el momento de buscar opciones en ataque.

Nicolás Lodeiro se encontraba en varias ocasiones queriendo jugar rápido la pelota, pero el árbitro o sus compañeros hacían que el uruguayo se quedara a media marcha. Lo mismo sucedía en la otra dirección, sobretodo luego de que las continuas faltas sobre los hombres hábiles de Toronto frenaran el ritmo.

La pareja de Armando Cooper y Osorio en el mediocampo le abría posibilidades a Toronto por el mediocampo, a medida que Seattle le cerraba la salida por las bandas. La explosividad de Lodeiro o Jordan Morris por los costados fue nula en Seattle, que se conformó con mantener a Toronto lejos de su arco.

Aunque para la segunda mitad, el partido mantuvo el mismo ritmo sí hubo un cambio en la permisividad del árbitro. Kelly dejó jugar más en el segundo periodo, permitiéndole a los equipos tener más la posesión del balón, pero también dejando de cobrar algunas faltas que parecían evidentes, sobretodo en el mediocampo.

Tiempo extra: Sin Giovinco, Toronto tuvo más

El tiempo extra transcurrió igual que los 90 minutos reglamentarios. Sin embargo, lo más inusual fue la sustitución de Giovinco al minuto 103.

El italiano venía sosteniendo una lesión que sufrió en la vuelta de las semifinales contra Montréal Impact, partido en el cual también fue reemplazado antes del alargue. La molestia de Giovinco con el cambio, por ser una final, fue evidente al sentarse junto a sus demás compañeros.

Tosaint Ricketts, quien ingresó por Giovinco, generó las tres oportunidades más claras de Toronto inmediatamente. Al 107’, el canadiense se encontró en el borde del área y remató de primera intención, pero la pelota salió desviada por un costado del arco.

Un minuto más tarde, Ricketts desbordó por la banda derecha y eludió a Torres, quien se quedó tendido en el suelo. El canadiense centró la pelota y luego de un cabezazo incómodo de Altidore, Frei tuvo la mejor atajada del partido hasta ese momento, prácticamente en la línea.

A dos minutos del final del periodo suplementario, de nuevo Ricketts venció en velocidad a los defensores de Seattle y su remate apenas pudo ser detenido por Frei.

Román Torres fue el héroe

Luego de seis cobros por equipo, Román Torres anotó el sexto penal para Seattle dándole el título a los Sounders. En Toronto fallaron Michael Bradley, con un cobro muy pobre que atajó sin problemas Stefan Frei, y Justin Morrow cuyo remate lo devolvió el travesaño.

En Seattle también falló Álvaro Fernández, luego que Clint Irwin detuvo su remate.

Es el primer título de la MLS en la historia de Seattle Sounders, que anteriormente ha ganado cuatro U.S. Open Cups y un Supporters’ Shield.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *