Los clubes que quieren al delantero uruguayo tendrán que pagar 50 millones




Maxi Gómez ha duplicado su cotización en los últimos doce meses

Iago Aspas se puede perder el próximo mes de competición

La lesión muscular de Iago Aspas que le mantendrá varias semanas apartado de la competición, más inoportuna imposible, ha disparado todas las alarmas en el Celta. El club vigués sabe del interés de varios clubs por hacerse con los servicios de Maxi Gómez en el mercado de invierno que abrirá sus puertas el próximo 1 de Enero.

Con este panorama, el presidente céltico Carlos Mouriño tiene muy claro que en estos momentos y bajo ningún concepto, no puede permitir la salida del delantero uruguayo salvo que algún equipo deposite los 50 millones de euros que permite rescindir el contrato entre las dos partes y que tiene vigencia hasta el año 2022.

Lo curioso es que hace un año, Maxi Gómez estaba a un paso de irse a China. El Celta había aceptado una oferta de 25 millones y la operación no salió adelante porque fue el jugador quién decidió perder dinero y quedarse en España para poder competir al máximo nivel y ganarse una plaza en la selección uruguaya que jugó el Mundial de Rusia.

Doce meses después y a base de seguir haciendo goles con el conjunto olívico, Maxi ya es un futbolista plenamente adaptado al fútbol europeo. Con 22 años, su margen de crecimiento es grande y hace pocas semanas MARCA publicó el interés del Atlético de Madrid  para convertirse en el recambio del lesionado Diego Costa y en las ultimas se sumo el interés del Barcelona que busca un delantero joven con las mismas características de Suarez.

Defensor se frota las manos

Cuando el Celta fichó a Maxi Gómez en el verano de 2017, el Defensor de Montevideo recibió algo más de 4 millones de euros aunque se reservaba el 20% de un posterior traspaso. En las pasadas navidades, los dirigentes del conjunto charrúa se frotaban las manos ante una posible venta a China del delantero.

Ahora, Defensor vuelve a soñar con un importante ingreso económico que pueda aliviar su tesorería. Y es que la salida de Maxi Gómez supondría recibir 10 millones de euros si algún club decide pagar la cláusula de rescisión.

Foto de portada AFP, Fuente de información diario Marca.com




Maxi Gómez aprobó en su examen en el Camp Nou

El delantero uruguayo está en la lista de posibles recambios de Luis Suárez. Gusta en la dirección deportiva. Sólo él remató con peligro.

Maxi Gómez fue seguido por los técnicos del Barcelona con especial atención ayer por la tarde en el Camp Nou. El delantero uruguayo está en la lista de futuribles candidatos para relevar a Luis Suárez en la delantera culé. En la búsqueda, que no será nada sencilla, los técnicos pretenden encontrar el perfil más similar al actual delantero del Barça.

“Es muy buen futbolista y siempre tiene la meta rival fijada”, indican desde el Camp Nou. “Sabe moverse bien, es rápido en la ejecución pese a su corpulencia, combina con acierto y se ofrece a sus compañeros y acostumbra a rematar entre los tres palos” (el único tiro de ayer del Celta fue detenido por Marc André ter Stegen mediada la primera parte).

Abierto en los tres cuartos de campo cuando el Celta creaba juego, Maxi Gómez combinó casi siempre con acierto cuando la acción era en corto, aunque en largo no pudo lucir mucho (un intento de cambio de juego se le fue lejos del receptor en el 25’). A los técnicos del Barça hay una cosa, eso sí, que no les convence; que no tenga movilidad por los costados, como si tiene su compatriota Suárez.

Fuente diario AS.com

WP2FB Auto Publish Powered By : XYZScripts.com