Humo Blanco, Habemus Fútbol.




Desde el 6 de agosto el fútbol venia con un conflicto entre árbitros y clubes que parece tener fin en estos días después de la reunión mantenida en la noche del lunes 28 de agosto con integrantes de las dos gremiales de árbitros de Paysandú acompañados por Walter Brajus presidente de la AIAF.

Después de una primera reunión donde se pusieron todo sobre la mesa los neutrales consultaron con los delegados clubistas para saber si se mantenían sobre lo votado en un plenario, solo 9 equipos se mantuvieron firmes en la postura de no designarles actividades hasta el 31 de diciembre del 2017 los tres árbitros que incumplieron en sus respectivas designaciones a pesar de haber presentado certificados médicos, Los seis clubes que representa el delegado Clubista Ramon Mesias se mantuvieron firme con lo votado en el plenario, donde también se le sumaron Independiente, Boca de Sacra y Deportivo Amanecer con un total de 9 clubes sobre 30.

El segundo paso fue recibir a los representantes de las dos agremiaciones de árbitros de Paysandú que fueron acompañados por Walter Brajus, ya con todas las cartas sobre la mesa se llegó a un primer acuerdo donde todo sería pasado en borrador en la jornada de este martes, entre algunas de las nuevas clausulas en el convenio de trabajo por prestación de servicios de los árbitros estará las multas económicas por inasistencia injustificada a las designaciones de árbitros donde tendrá un mínimo de dos horas de antelación para justificar su inasistencia, también habrá nuevos requerimientos que los colegiados solicitaron, sobre los tres árbitros que se voto en el plenario de clubes en no darles designación, esto queda por fuera y los árbitros estarán en la lista de disponibles para que el colegio de arbitro los tenga en cuenta en sus designaciones,  este nuevo convenio se firmaría el próximo jueves.

Una vez firmado este convenio el próximo jueves 31 de agosto todo quedara listo para que el fútbol vuelva a rodar nuevamente, un conflicto que estuvo en vilo por mas de 22 dias donde todo se originó por aquella agresión recibida el árbitro Diego Zapata por un jugador de la categoría sub 19 de Boston River y otra denuncia por agresión de Federico Cabillon.

El CDC tuvo una importante participación en destrabar algo que parecía muy lejos, clubes que votaron algo en un plenario a través de su delegado clubista decidieron bajar la pelota, creemos que por el bien del fútbol que esto sea un antes y un después donde no se vuelva a tener de rehén nuevamente al fútbol, solo el tiempo dirá si esta solución no es un parche más, como soluciones anteriores a conflictos similares, donde el tiempo demostró que no fueron las correctas.

El plenario de clubes el pasado 9 de agosto voto cuatro puntos, tras esto como consecuencia el CDC le pidió la renuncia al Colegio de Árbitros, hoy muchos clubes decidieron enviar su nueva postura a través de sus delegados clubista esquivando un nuevo plenario donde cada uno podía exponer su parecer, todo indica que el próximo jueves de firme el convenio con nuevas clausulas y el próximo sábado el fútbol vuelva a rodar, solo nos queda una pregunta rondando en nuestra mente ¿ por que se le pidió la renuncia al colegio de árbitros si en definitiva tres días después se resolvió el conflicto sin sacar a los incumplidores de la competencia?.

You may also like...