admin 30 septiembre, 2018





El uruguayo recibió la visita del español Manuel Losa, quien le regaló un libro que escribió sobre Paysandú, lugar donde nació el goleador.

Después de jugar el Mundial de Rusia con la selección uruguaya, Maxi Gómez se dirigió al barrio donde él se crió, cuando su familia emigró del Pueblo Algorta a Paysandú, y lo primero que hizo fue organizar un mega-asado para todo el barrio, con sentimiento para sus vecinos. 

El gesto solidario que tuvo el goleador del Celta de Vigo con sus coterráneos conmovió al escritor compostelano Manuel Losa, quién acudió este sábado a Madroa, lugar donde entrena el equipo vigués, para conocer personalmente al uruguayo y tener la oportunidad de regalarle el libro que escribió sobre Paysandú, titulado “Estación Queguay”.

“Él es uno más, aunque esté triunfando en Europa. Sigue siendo uno más de Paysandú, no descuida su origen, lo cual habla de su humildad. Después de eso se fue a la escuela de Algorta, de improviso, a participar con los niños de la escuela donde él estudió cuando era pequeño. Son acciones notables y entonces dije que él se merecía que yo le llevase este libro porque una persona así hay que valorarla”, expresó Losa sobre Maxi Gómez al portal local “Faro de Vigo”.

“Hay tanto emigrante gallego en Uruguay que se ha formado una hermandad entre los dos pueblos”, dijo el escritor, quien explicó que su libro habla precisamente de la historia de un pueblo pequeño de Paysandú (haciendo referencia a Estación Queguay). 

“El pueblo de Maxi Gómez (Algorta) también es muy parecido a Estación Queguay, pequeño, humilde, como son todos los del Uruguay profundo. En este libro se cuentan historias de la emigración interna, cómo la gente se desplazaba de un lugar a otro dentro del territorio uruguayo buscando oportunidades, trabajo y estabilidad. Hay historias muy lindas en este libro y yo se lo traigo a él con sentimiento, para que tenga presente algo de su origen y que se sienta amorriñado”, comentó el escritor gallego.

En el encuentro que tuvo con el goleador uruguayo, Losa no dejó de sorprender a Gómez contando historias, anécdotas y más aún cuando le explicó la historia de la camiseta del Celta.

“Lo de la camiseta celeste es muy curioso y sentimos orgullo los que estábamos sabiendo esas cosas. Cuando se unió el Fortuna y el Vigo, el Celta adoptó la camiseta roja de titular y la celeste como alternativa. Un año después, la selección uruguaya llegó al puerto de Vigo, camino de Colombes (Francia), donde salió campeona olímpica en 1924. A la ida y al regreso jugaron partidos amistosos con el Real Club Celta y los jugadores del Celta de aquel tiempo quedaron tan maravillados con el juego de la selección celeste, que así se le llama al equipo uruguayo, que dijeron: ‘a partir de ahora, nosotros vamos a usar la camiseta celeste como titular para nuestro equipo'”, le reveló Losa al uruguayo, quién quedó impactado con el relato.

El compostelano dijo que es una historia no muy divulgada pero que “está documentada y la pueden comprobar”.

Fuente: Ecos

Deja un comentario.

WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com