“EL PEOR AÑO”

El Sanducero Gabriel Leyes habló y dijo de todo en La Oral Deportiva en diálogo con Alberto Kesman. El jugador de Peñarol fue claro y conciso con sus declaraciones de su mal momento en el equipo carbonero. Como dato, sabemos que jugó 250’ desde que llegó a Peñarol, y tuvo tres técnicos: Alonso, Gonçalves y Fossati.

Primero comenzó diciendo el tamaño de su mal momento: “Creo que ha sido el peor año de mi carrera, lejos (…) hace un año que no juego un tiempo seguido”

Sobre porque no juega fue claro: “Es una situación complicada, el cuerpo técnico elige, el que ve en mejor momento y eso no se discute. Mi postura es nunca preguntar ni porque me ponen ni porque no me ponen. Uno entrena y está siempre a disposición. El problema grave del jugador de fútbol es que cuando juega se hace difícil”

El “Tornado” lo llevó al manya pero no tuvo suerte con el equipo, el resumen de su participación en Peñarol: “Alonso fue el que me llevó a Peñarol, fue con el que más minutos tuve, tuvimos la mala suerte que estábamos en uno de los peores Peñarol de la historia, con Gonçalves creo que jugué un partido solo, dos  y con Jorge (por Fossati) habré entrado un partido, dos, y después amistosos, ya le digo no he jugado tres partidos seguidos en Peñarol

Actualmente, juega con los suplentes en las prácticas. “En la práctica, ayer era la dupla suplente con Jonathan, entrenando normal, bien (…) el fin de semana anterior me bajaron a tercera para que hiciera un poco de fútbol, ya que estoy falta de fútbol, creo que hice lo necesario, me lo tomé con responsabilidad, pero son decisiones del cuerpo técnico y uno las tiene que aceptar”

El jugador se siente cansado de la situación, pero no se hace problema: “Sinceramente, voy cumplo mi trabajo y que hagan lo que tengan que hacer, trato de no hacerme mala sangre porque el único perjudicado soy yo

El momento en Peñarol y que es lo que hace: “Y cómo te dije que, es el peor año que tuve desde que estoy jugando profesionalmente, hace un año que no juego, y llega un momento que uno se cansa, de ir, ir, ir, ir y no llegar y bueno que se va a hacer, me dan otro lugar, mientras, voy todos los días, entreno como tengo que entrenar”

La relación con compañeros y cuerpo técnico, es buena: “No, para nada, la verdad que no, me llevo bien con los compañeros, tengo buena relación con el cuerpo técnico, nunca un problema, no es parte de mi forma de ser

Antes de comenzar este torneo, hubo ofertas, pero quiso quedarse: “Hubo unas ofertas, pero yo tomé la decisión de quedarme estos 6 meses más, para haber que pasaba, ya que me costó llegar hasta ahí, para pasar desapercibido  de esta manera, pero bueno, parece que me equivoque en quedarme, pero que se le va a hacer, habrá que esperar para el semestre que viene”

No habla con Fossati para que le dé una explicación de porqué no juega: “No, el semestre pasado había tenido una charla con él, pero no es mi manera de ser preguntarle a los técnicos ni hablar con ellos”. Tampoco hay explicación:  no tampoco, solo que ve mejor a mis compañeros y está bien, ellos son los que toman las decisiones

Ahora toca esperar: “Esperar, cumplir con mi trabajo, y las decisiones que tienen que tomar los demás que la tomen ellos (…) ta no me hago mala sangre, ya bastante mal pase todo un año (…) creo que hice las cosas, medianamente bien como para no reprocharme más”

Sin pregunta de por medio, remató la nota con esta frase: “El día que juegue tres partidos seguidos y no rinda, ahí que me reprochen lo que quieran, mientras jugando de 10 minutos, 15 minutos que digan lo que quieran, porque la verdad no me interesa, yo se lo que puedo rendir, lo que puedo dar dentro de una cancha”

Fuente de nota La Oral Deportiva.

You may also like...