Pasó una nueva final del futbol grande de Paysandú, nada más ni nada menos, entre dos gigantes de la rica historia de este deporte maravilloso. Por un lado,  el conjunto papal, » el bella», de Jaime Murieda,  que llegaba como campeón del torneo acumulado, con la espalda de haber sido el mejor del año desde los números, por otro lado, el estudioso, de Sergio Esquivel, quien meritoria mente, dejo de lado a Huracán en la final de la liguilla y de esa forma llegó a disputar por segundo año consecutivo está nueva instancia, la cual al final le ha sido esquiva una vez más.

El partido,  como todo clásico y más este de tanta notoriedad, se jugó de dientes apretados, sin regalar nada, nada, que hasta por momentos el fútbol también quedó relegado.

Ante un marco de público digno de una final, se llevó adelante este encuentro en el Estadio Artigas, todo estaba listo para que sea una fiesta, el color que bajaba desde las tribunas norte y sur, hacían esperanzar con que veríamos una gran espectáculo… Lamentablemente esto no sucedería, ya que el partido penosamente contó con pocas ocasiones de gol.

En la primera parte, el equipo estudio intento un poco más por la banda izquierda, con buenas sociedades entre Moreira y Melendrez, pero que no llegaban a inquietar de manera tal al guardameta Acosta (quien ayer jugo su último partido, que día para despedirse). Así mismo el equipo papal se las ingenió para crear alguna chance de contra con la movilidad de Perg y el esfuerzo constante de Ricardo Laforcada, hacían que el equipo de Murieda tuviera alguna aproximación al arco Brun.  Ignacio González no pudo encontrar el balón y Pereira con su lucha y tesón empujaban a Estudiantil, pero Bella Vista, con su tenacidad para jugar este tipo de encuentro, con la prestancia de Matiauda, la solvencia de Guillermo Andrada entre otros fueron llevando el trámite a un terreno donde le convenía y que a la postre sacaría su rédito. Sin grande emociones y con el marcador cerrado se fueron al entre tiempo.

Para la segunda parte, ambos equipos sin variantes, lo cual hacía pensar que  los 45 minutos restantes serían un espejo de la primera mitad.

Jugada clave que pudo haber cambiado la historia, pero el estudioso no supo capitalizar, fue la expulsión de Borges que dejaba al papal con 10 hombres a pocos minutos del final y a pocos minutos de haber ingresado. En esa misma jugada y sin poner en juego el balón a instancia de Charles Barreto ( de correcto arbitraje) expulsa a Pereira y Estudiantil también queda con 10 hombres, hubo alguna aproximación al arco de Brun con un cabezazo que resolvió sin problema el arquero, y a falta de minutos para culminar llega la expulsión de Soria. No había tiempo para más y nos haríamos a los penales.

Federico Acosta sacó a relucir toda su experiencia y puso en práctica todo lo que estuvo a su alcance para intimidar a los ejecutantes de Estudiantil. Detuvo 2 penales y los otros dos fueron afuera, con la particularidad que el último se ejecutó dos veces por parte de Moreira.  Por su parte Bella Vista hizo lo suyo convirtió los tres que pateó y de esta forma la » Colina Vaticana» vivía su fiesta, para la alegría de pueblo papal como en el pasado, haya por el año 88 se quedaba una vez más con el clásico y el honor , por aquellos tiempos el héroe fue «Chirola Gallardo» con un doblete.

 La espera terminó, el 2015 quedó atrás en el tiempo y de aquel último campeonato local logrado por el bella, solo quedan recuerdos imborrables para ellos, hoy se escribe una nueva página, que tiene un número «la 14″, y tiene un nombre…»Ramón de los Ángeles».

Salud pueblo papal.

Detalles

Estadio Artigas

Bella Vista 0 (3) – Estudiantil 0 (0)

Informe Abraham Cairabu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *